7 cualidades de una buena estrategia de comunicación corporativa

 7 cualidades de una buena estrategia de comunicación corporativa

Imagen con fines ilustrativos tomada de Pixabay.

Como parte de mi trabajo como consultora en comunicación para marcas, organizaciones y empresas, me ha tocado diseñar e implementar distintas estrategias y campañas de comunicación para públicos internos y externos, en diferentes industrias.

Por esa razón, hoy quiero compartirles algunas cualidades que considero debe tener una buena estrategia de comunicación para ser eficaz y exitosa.

7 cualidades de una excelente estrategia de comunicación empresarial

Desde mi experiencia, creo que las características de una buena estrategia de comunicación corporativa pueden incluir:

  • Coherencia: Una estrategia de comunicación efectiva debe ser coherente en su mensaje, tono y estilo. Debe reflejar la identidad y los valores de la empresa.
  • Audiencia objetivo: Identifica y considera, en primer lugar, a su público objetivo para adaptar el mensaje y el tono a sus necesidades y expectativas. Ese público puede segmentarse para crear productos y tácticas específicas dirigidas a cada grupo, aumentando sus probabilidades de éxito.
  • Enfoque en resultados: Una buena estrategia debe estar centrada en los resultados. Debe establecer objetivos claros y medibles y utilizar métricas para evaluar el éxito de la misma.
  • Creatividad: Es indispensable que sea creativa y original para destacar en un mercado competitivo. La creatividad puede ayudar a la empresa a diferenciarse y atraer la atención de su público objetivo.
  • Consistencia: La estrategia debe ser consistente en su enfoque y en su implementación. Debe ser aplicada en todos los canales de comunicación de la empresa para maximizar su impacto.
  • Integración: Debe estar integrada con la estrategia general de la empresa y con sus objetivos de negocio. Es, por sí misma, una parte integral de la estrategia general de la empresa y estar alineada al modelo de negocio y los valores corporativos.
  • Evaluación y ajuste: La estrategia debe ser evaluada regularmente y ajustada según sea necesario para garantizar que esté logrando sus objetivos y adaptarse a los cambios en el mercado o en la empresa.

Yo creo que las estrategias de comunicación funcionan como un ser vivo; están en continua evolución y deben adaptarse a su entorno. Si bien, al principio hacemos una planificación – que es indispensable –, esa visión debe ser flexible y ajustarse según los resultados que se vayan obteniendo.

Además, aunque es una opinión impopular, considero que en Comunicación Empresarial no hay nada escrito. Se trata de prueba y error. Podemos visualizar y planificar cada detalle, pero hay muchos factores que no están bajo nuestro control y pueden afectar – para bien o para mal – el alcance y resultados de la estrategia de comunicación.

Si estás pensando en crear una estrategia de comunicación para distintos stakeholders que ayude a su marca a comunicar sus logros, cambios y propuestas, contáctame. Estaré encantada de diseñar un mapa comunicacional que permita a su empresa triunfar en medio de la incertidumbre y posicionarse – o mantener su lugar – como líder de su industria.

¿Necesitas Ayuda?