Marca Personal: ¿Cómo crear una identidad profesional auténtica?

 Marca Personal: ¿Cómo crear una identidad profesional auténtica?

Foto tomada de Pixabay.

En un mundo abrumado por la cantidad de información y la aparición de tantos supuestos gurús y expertos, construir una marca personal sólida se ha convertido en un elemento esencial para destacar y prosperar en cualquier campo profesional.

Una marca personal no solo es cómo te perciben los demás, sino también la promesa de valor que ofreces. Esa promesa de marca se compone de 3 elementos: ¿Qué hago? ¿Para quién? ¿Para qué? (Verbo + Audiencia + Resultados esperados).

Es lo mismo que pasa con las marcas comerciales. Veamos un ejemplo ficticio: El gimnasio X ofrece las mejores máquinas y entrenadores para que los altos ejecutivos (con agendas apretadas) logren realizar actividad física efectiva en poco tiempo. ¿Qué hace? Ofrece los mejores equipos humanos y mecánicos. ¿Para quién? Ejecutivos y profesionales ocupados. ¿Para qué? Para que realicen ejercicios que les brindarán buenos resultados físicos en poco tiempo.

Esto conlleva que los planes de entrenamiento y los mismos coaches están alineados con ese elemento diferenciador pensado para un grupo selecto de personas que valoran mucho el éxito y el buen desempeño, pero no tienen tiempo libre en exceso.

Las marcas personales también podemos hacer eso. Por ejemplo, a través de mi marca personal yo prometo mejorar la relación de las marcas y empresas de Costa Rica con sus públicos de interés (incluyendo medios de prensa) a través de estrategias de comunicación corporativa con enfoque de sostenibilidad y entrenar a sus líderes y voceros para que se vuelvan magnéticos e imparables.

Esa promesa debe estar cimentada en tu conocimiento, las herramientas técnicas y tecnológicas de que dispones, tu experiencia profesional y lo que realmente disfrutas y eres buena haciendo. Es una forma de construir relaciones ganar – ganar, al vivir tu propósito pero servir a los demás ayudándoles a solventar alguna necesidad o deseo.

Factores por considerar cuando diseñas tu marca personal

Ahora bien, teniendo claro cuál es tu oferta de valor, es necesario empezar a diseñar intencionadamente tu marca personal, considerando los siguientes factores:

  • Valores Guía:

Tus valores son los cimientos de tu marca personal. Reflexiona sobre lo que más valoras en la vida y en tu trabajo. ¿Eres apasionado por la creatividad? ¿Valoras la integridad y la autenticidad? Estos valores deben reflejarse en todo lo que hagas y comunicas.

Por ejemplo, yo estoy construyendo una marca personal con valores como excelencia y ética en mi trabajo, sentido de propósito, y autenticidad, pero también cimentada en cosas quizás más superficiales pero que me fascinan: ser una mujer elegante, culta, informada, y que encarna lo que predica.

Para definir esos valores podrías responder la pregunta: ¿Con cuáles adjetivos me gustaría que las otras personas me describieran al hablar de mí? ¿Cómo quiero proyectarme?

  • Habilidades Clave:

Identifica tus habilidades únicas y destaca aquellas en las que sobresales. Ya sea tu capacidad para resolver problemas, tu creatividad o tu habilidad para liderar equipos, estas habilidades te diferenciarán y te ayudarán a destacar en tu campo.

Por ejemplo, hablar en público es una habilidad nata para mí, y me encanta hacerlo. También suelo ser buena consejera, hacer análisis profundos y generar muchas ideas.

  • Apariencia Física y Modo de Vestir:

Tu apariencia física y tu estilo personal son parte de tu marca. No se trata solo de la ropa que usas, sino también de cómo te presentas en términos de higiene, postura y lenguaje corporal. Tu apariencia debe reflejar tus valores y el ambiente en el que te desenvuelves profesionalmente.

Cuando estaba en la universidad, honestamente detestaba ver tantas chicas preocupadas por su apariencia en lugar de sus calificaciones. Me parecían demasiado vanidosas y vacías. Pero con el paso de los años, me he dado cuenta que una cosa no excluye a la otra: se puede ser inteligente, trabajadora y altamente preparada, y proyectar seguridad y autoestima a través de la apariencia personal.

Por ejemplo, en la actualidad, no solo me preocupo por hacer bien mi trabajo y seguir estudiando, sino que voy al gimnasio, me hago el tinte y la keratina del cabello, me retoco las cejas (tengo microblading), voy al salón por un pedicure y manicure cada 15 días, pago por masajes, faciales y tratamientos estéticos, uso productos de higiene y cuidado personal de buena calidad, perfumes de marca, y ropa y zapatos que me favorezcan.

Nos guste o no, la apariencia puede ayudarnos a convencer a un cliente potencial, atraer más negocios y aliados, y obtener mejores oportunidades porque transmitimos credibilidad, confianza y seguridad en nosotras mismas.

  • Presencia en Redes Sociales:

Cuando se diseña una marca personal, puedes elegir estar presente en las redes sociales o no. No es obligatorio pero el Internet nos abre todo un universo de posibilidades.

Las redes sociales son una herramienta poderosa para construir y promover tu marca personal. Eso sí, elige las plataformas que mejor se adapten a tu campo y a tu público objetivo, y asegúrate de mantener perfiles profesionales consistentes y actualizados.

  • Creación de Contenidos:

Ahora bien, estar en redes sociales es insuficiente. A veces, es necesario crear y/o compartir contenido relevante y de calidad como una forma efectiva de demostrar tu experiencia y establecerte como un referente en tu campo.

Esto puede incluir blogs, videos, podcasts, infografías o cualquier otro formato que se adapte a tus habilidades y preferencias. Pero asegúrate de siempre mantener tu contenido alineado con tus valores y objetivos de marca.

En resumen, cuando se trata de redes sociales e internet: sé activo, comparte contenido relevante y participa en conversaciones significativas.

  • Networking y Relaciones Profesionales:

Construir relaciones sólidas con colegas, mentores y líderes de la industria es fundamental para el éxito de tu marca personal. Participa en eventos de networking, conferencias y reuniones profesionales para establecer conexiones significativas y colaboraciones potenciales.

Si no tienes mucho tiempo disponible para ir a eventos presenciales, una buena sugerencia es utilizar LinkedIn y algunas redes de nicho para compartir información de valor y conectar con personas que podrían ayudarte a expandir tu proyección profesional.

Finalmente, cuando diseñas intencionadamente tu marca personal es indispensable entender que se trata de un trabajo 24/7, y de una estrategia que ofrece resultados al largo plazo convertidos en reputación, rentabilidad y realización. 

Construir una marca personal exitosa requiere tiempo, esfuerzo y una cuidadosa planificación. Al definir tus valores, identificar tus habilidades clave, cuidar tu apariencia y presencia en línea, y cultivar relaciones profesionales, puedes establecer una marca personal que te diferencie y te abra puertas en tu carrera profesional.

En ese sentido, la coherencia y la autenticidad son clave para mantener una marca personal sólida. Asegúrate de que tu mensaje y tu imagen reflejen quién eres realmente, y mantén esta consistencia en todas tus interacciones y plataformas.

Recuerda que tu marca personal es única y debe reflejar tu autenticidad y tu pasión por lo que haces.

Si quieres profundizar en este tema te invito a escuchar mi podcast Epic Self disponible en Spotify o llevar mi charla “Marca Personal con Propósito” a tu empresa o universidad. Será un gusto ayudarte a impulsar tu proyecto de vida siendo tu mejor versión desde ya. ¡Espero tu correo o mensaje!

¿Necesitas Ayuda?